Pages

miércoles, 22 de febrero de 2017

NADIE AL OTRO LADO

 nadiealotroladoTítulo: Nadie al otro lado

Autor: Jordi Sierra i Fabra

Año de publicación: 2016

Nº de páginas: 152

Editorial: Ediciones SM

Valoración: ***/5








Resumen: Gabriel trabaja para los servicios de inteligencia. Va a estallar una guerra nuclear y su búnker es el único sitio seguro. Salva a Helena, de la que está enamorado. Helena va cediendo al amor de Gabriel. Pero se da cuenta de que no todo es lo que parece… ¿el amor lo justifica todo?

OPINIÓN:

Siguiendo en la línea de literatura juvenil de este último mes, escogí este libro porque su autor me era especial y es que El ángel caído (2005) se convirtió en una de mis lecturas favoritas hace años.

Nadie al otro lado me interesó porque examina el tema del maltrato de manera abrupta, ya que lo primero que nos encontramos es el rapto de Helena. Adornado como un amor platónico moderno que recuerda al del caballero que da todo por salvar a su princesa, Gabriel desvela la atemporalidad de la cara más negativa del amor romántico y muestra el lado opresor que se impone sobre las mujeres: no salva a Helena por amor, la rapta para no tener que competir contra los sentimientos y la voluntad de esta (ni, por supuesto, contra el chico que le gusta a Helena).

A pesar de la cantidad de indicios que nos vamos encontrando acerca de la manipulación a la protagonista, lo mejor de la historia es que su final no es predecible. No sabemos dónde están realmente ni qué ha pasado con ellos o con el resto de la humanidad. Tampoco conocemos hasta la última página cuál será el destino de ambos personajes.

El lenguaje que utiliza Jordi Sierra i Fabra es sencillo, al igual que la estructura del libro. Por ello, la lectura se hace rápida y es esto lo que hace que los lectores sientan de primera mano la ansiedad que generan los acontecimientos. Quizás, esta rapidez sea la que haga echar de menos algo más de chicha en la historia, pero al mismo tiempo es un rasgo de la escritura del autor y encaja perfectamente con el estilo juvenil que busca más la inmediatez de las cosas.
Por último, ambos personajes están muy bien construidos. Helena es y ha sido siempre una auténtica luchadora que tiene claros sus objetivos en la vida, a pesar de que se encuentre en un momento en el que se esté planteando hacia dónde ir. Es consciente de quiénes son sus amigos y qué cosas le gustan o no y por eso necesita decidir ya qué hacer con su vida de una vez por todas. Por otro lado, Gabriel caracteriza a la personalidad cambiante y manipuladora del típico maltratador. Engatusa y seduce a Helena una vez la tiene en su terreno, pero nadie es tan perfecto como él quiere hacerle ver. Su verdadera identidad se desvelará en el momento en que caiga la venda de los ojos de Helena y esta sea capaz de dar coherencia a los acontecimientos que ha vivido en los últimos meses.

Aunque no me apasione tanto como El ángel caído, creo que Nadie al otro lado es, como me ocurría con La lección de August, uno de esos libros que deberían recomendarse en los institutos, principalmente por la actualidad del tema que trata.

¿Os animáis a leerlo?

0 comentarios: